Portugal logra la clasificación después de un partido lleno de polémicas

Angel Peña.-

Portugal Iran
Ronaldo terminó el partido con una tarjeta amarilla. Foto: Panorama

Sin sorpresas tácticas, Portugal se hizo protagonista de la mano de su capitán Cristiano Ronaldo, intentando romper la defensa férrea de la selección iraní en los primeros minutos de juego.

Los lusos mostraron más creatividad que en los duelos anteriores, utilizando toques cortos para mantener la posición del balón a partir de ahí construir con calma la jugada ofensiva, acelerando en los últimos tres cuartos del campo.

Irán en cambio, se mostró sólido y rápido para despegar el balón en busca de un contraataque. Pero la presión portuguesa fue más poderosa.

Un minuto antes del primer tiempo, Quaresma sacó un disparo con el exterior del pie derecho que encajó en la portería defendida por Rui Patricio.

Irán para el segundo tiempo se reestructuró con más voluntad ofensiva, adelantando líneas para ejercer presión en la salida de los lusos.

A los 50 minutos de la segunda mitad, Cristiano Ronaldo fue derribado casi en la línea del área, fue una jugada dudosa; por lo cual se apeló al VAR. El árbitro paraguayo Enrique Cáceres cobró la pena máxima para el equipo de CR7. El mismo ejecutó el penal, pero fue detenido por Beiranvan.

Con el pasar de los minutos, Portugal perdió claridad de juego ante un Irán que no renunció para lograr el empate. Tanto así que tuvieron un par de oportunidades claras.

Cuando quedaban nueve minutos, Ronaldo provocó un codazo a Puraliganji y fue nuevamente el VAR quien debió intervenir. El juez amonestó con una tarjeta amarilla a la estrella del Real Madrid, la cual por la gravedad de la falta, pudo haber sido tarjeta roja.

Y al minuto 91, cuando ya todo parecía sentenciado, una mano de Cedric al interior del área le dio el penalti a los asiáticos. Una vez más esta jugada fue revisada en el VAR.

De esta manera los iraníes consiguieron el empate gracias a Ansarifard.

Con este resultado, Portugal clasificó a octavos de final como segundo de su grupo, y se enfrentará a Uruguay el día sábado 30 de julio.

Irán en cambio se despidió con llantos desconsolados de sus jugadores.

*Angel Peña es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario