El campeón vuelve a la vida en la última jugada

Rómulo Cabrera.-

Alemania Suecia
Toni Kroos sentenció el partido con un espectacular gol. Foto: Panorama

En el  Fisht Stdium se enfrentaba  la ultima campeona del mundo, que sorprendentemente cayó derrotada en su primer encuentro de Rusia 2018 ante el combinado de México 0-1, hoy estaba obligada a ganar tres puntos que le permitieran tomar un respiro en la fase de grupos del Mundial. Frente a ella una selección muy interesante y ordenada como lo es el conjunto de Suecia.

Unos primeros minutos vieron al conjunto alemán con un ritmo y dominio arrollador, jugando con sentido, desplegando todo su juego de pases y utilizando todos los sectores de la cancha  para atacar; sin embargo, la presión se hacía presente en tan importante último pase, lo que impidió traducir su control en el marcador. Por su parte, Suecia se dedicó a defenderse,  esperando un error del equipo teutón para iniciar el contragolpe.

Pasaban los minutos y el marcador seguía sin moverse, una Suecia distinta y más animada comenzaba por primera vez a llegar con claridad al arco defendido por Manuel Neuer, quien hasta ese momento sería fundamental para dejar con vida a la campeona del mundo.

Cerca de la media hora llegaría un gol que lo cambiaria todo, un error de Toni Kros le iba a permitir al seleccionado sueco adelantarse en el marcador gracias a la definición de Ola Toivocen, quien la picó por encima de la humanidad del arquero alemán. El combinado de Joachim Löw buscaba reaccionar y se volcó con todo lo que tenía para buscar el gol del empate en los últimos minutos del primer tiempo.

Un segundo tiempo con el marcador favoreciendo a los suecos comienza con la misma tónica con la que terminó los primeros 45 minutos. El equipo de la mancha iba a obtener su recompensa al minuto 48, un centro asilado de Timo Werner que se encuentra con Marco Reus, para mandarla a guardar al fondo de la red y establecer  el 1-1 en el marcador.

Sin embargo, el empate era un resultado que valía poco para las aspiraciones alemanas, por lo cual tenía que ir por la victoria.

Un combinado sueco que prácticamente se dedicó a aguantar los embates del conjunto alemán que, por cuestión de juego comenzaba a ser figura al guardameta contrario Robin Olsen, quien con sus intervenciones desesperó a los aficionados alemanes  presentes en el Fisht Stdium de Rusia.

Cuando los suecos ya soñaban con clasificar a octavos de final, metiéndose como segundo  grupo, solo por debajo del combinado mexicano y muerta la esperanza alemana  de revalidar su titulo, una falta cobrada por el principal al minuto 95 le daría a la campeona la última pelota del encuentro.

Un tiro libre cobrado de forma magistral por Toni Kroos, un balón con rosca y envenenado se mete en la esquina del arco dejando sin posibilidades a Olsen para colocar 2-1 final y dejar con vida al campeón en la copa del mundo.

En la primera jornada una increíble México ganó 2 a 1 contra la selección de Corea del Sur, gracias a goles de Javier “Chicharito” Hernández y Carlos Vela, sumando la oncena americana fácilmente ocho puntos en esta primera etapa.

*Rómulo Cabrera es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario