Evans: “No existe un Poder Electoral en el país”

Sabrina Machado.-

Para el dirigente político la salida es democrática, mas no electoral. Foto: Roberto Carrasquel

No tiene pruritos para calificar de dictadura moderna el gobierno encabezado por el presidente Nicolás Maduro. Tampoco ve para los lados al momento de mostrar su extrañeza en relación con la reacción asumida por ciertos sectores de la oposición ante la convocatoria a las próximas elecciones presidenciales. Nicmer Evans destaca que ante este llamado es evidente que en el país “no existe un Poder Electoral”, y lamenta la posición asumida por los representantes de este órgano, en especial de Tibisay Lucena.

Desde la Universidad Monteávila, el representante del Movimiento por la democracia y la inclusión, aseguró sin mayores miramientos que estas elecciones fueron convocadas solo porque les “conviene” al gobierno, al no solo colocar una fecha propicia para sus planes de “perpetuarse” en el poder, sino también al manipular todos los factores en torno a la Mesa de la Unidad Democrática, seleccionando ellos el candidato de su mayor preferencia.

“El gobierno tiene la capacidad para dominar el sistema electoral venezolano, haciendo llamados írritos a procesos electorales, estableciendo tiempos irreales, con el manejo absoluto de los recursos y los medios y acomodando a los factores de la oposición a sus intereses”, indicó al recordar que Leopoldo López y Enrique Capriles están inhabilitados políticamente. A su parecer, los candidatos “más cómodos” para el gobierno son Henry Ramos Allup y Henry Falcón.

Ve con cierta suspicacia los llamados a candidatura de Lorenzo Mendoza, no cree que el responsable de empresas Polar se lanza al ruedo electoral, e incluso ve con preocupación cómo nuevamente surge el factor “antipolítica” en la selección de los candidatos a participar en los juegos democráticos, mismo movimiento que llevó a Miraflores a Hugo Chávez, recordó.

En relación con la grave crisis que atraviesa el país en distintos espacios, el otrora representante de Marea Socialista aseguró que todavía no cree que el final esté cerca, pero sigue apostando a las vías democráticas para salir de esta coyuntura. Por tal motivo, condena los hechos ocurridos en contra de Óscar Pérez y su grupo, pero no apoya el camino intentado por ellos.

No creo que el país tenga una salida electoral, pero sí debe tener una salida democrática”, expresó Evans, al enfatizar que la participación electoral debe ser un acto de protesta permanente, porque “el fraude se tiene que consumar para que haya denuncia”. Comparó las condiciones electorales actuales con las de Nicaragua.

Desde hace varios años, Evans forma parte del llamado chavismo crítico, cuestionando las acciones emprendidas desde el gobierno central, al considerar que desvirtúan el proceso iniciado por el fallecido presidente Hugo Chávez, a quien no absuelve de toda culpa ante la crisis que atraviesa el ´país. “Él sabía el nido de alacranes que lo rodeaban, como los llegó a calificar el general Müller Rojas”.

Evans denunció el «fraudulento sistema electoral» venezolano. Foto: Roberto Carrasquel

En relación con el llamado electoral realizado por la Asamblea Nacional Constituyente calificó esta convocatoria como inconstitucional al pasar por encima del poder al que le corresponde por ley su ejecución. Indicó que los comicios regionales y municipales, a diferencia de los presidenciales, no fueron activados por la cuestionada ANC, ya que estas elecciones tenían más de 10 meses de retraso.

En esta ocasión, las elecciones fueron adelantadas, sin que Tibisay Lucena dé la cara. “Sabemos que a lo mejor no la puede dar, es lamentable, pero si no puede asumir el cargo debe entregarlo”, señaló el dirigente político, al mismo tiempo que comparó la situación actual del país con las que propiciaron las intentonas golpistas contra el presidente Carlos Andrés Pérez y con la que se vivía hace 60 años.

En este sentido, rescató la importancia que tienen los factores militares, además de políticos y sociales, para propiciar una solución al problema país, al considerar que solo con la compenetración de estos tres factores será posible una solución.

“Venezuela se ha definido siempre como un cuartel, debe incluirse el sector militar como un factor determinante. En la estructura militar no hay una visión monolítica”, aseguró Evans, quien también recalcó la importancia de la presión internacional en la búsqueda de una salida. “No para que nos invadan, sino para que nos ayuden. Si hay un mega fraude el contexto internacional es importante”, afirmó.

Consideró de vital importancia que los sectores que hacen oposición al gobierno, que “es la mayoría del país”, logren articular a los sectores que se sienten defraudados por las políticas actuales, desde el que “pone el pecho en la autopista” hasta el que “pide su caja Clap”, cuestión que hasta los momentos no se ha logrado, a su parecer.  Incluso llegó a señalar la crítica situación que atraviesa la MUD, estructura política que “está convulsionando y con respirador artificial”.

Para finalizar, Evans reivindicó la necesidad de hacer política en letra mayúscula en el país y rechazó la términos peyorativos empleados contra Nicolás Maduro, como “Maburro”, Según el psicólogo social el actual presidente ha demostrado ser uno de los “mejores políticos que hemos tenido, porque sabe exactamente quiénes son sus adversarios y los acorrala, eso también es parte de la política, no con P mayúscula, pero él ha sabido mantener el proceso, que fue lo confiado por Chávez

*Sabrina Machado es directora de Pluma

*Roberto Carrasquel es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario