24 años después del fallido golpe del 27N

Gretta M.Gil Anzola/Cristian Briceño.-

untitled-8-p1untitled-8-p3untitled-8-p6

Hace 24 años la prensa venezolana informaba sobre lo que ocurrió en la madrugada del 27 de noviembre: un segundo intento de golpe de estado en contra del presidente Carlos Andrés Pérez.

Rafael Punceles, politólogo  y profesor de la Universidad Monteávila, recordó que la Venezuela de 1992 tenía de presidente a Carlos Andrés Pérez, quien por segunda vez había alcanzado la  primera magistratura nacional. En su primer mandato, que comprendió entre 1974 y 1979, decretó la nacionalización del petróleo y llevó una política económica que impulsó el gasto público para activar el aparato productivo. Sin embargo, su administración también fue cuestionada por casos de corrupción, aunque, para auparlo nuevamente a Miraflores, sus seguidores prefirieron rescatar los aspectos positivos que se podían identificar de su primer gobierno.

En el inicio de su gestión, en 1989, Pérez decidió aplicar una serie de medidas económicas para solventar los problemas que estaba presentando el país. Esto en un principio no le agradó a la mayoría, malestar que tuvo como consecuencia los sucesos del 27 de febrero de 1989, también conocido como el Caracazo.

Punceles destacó que cuando empezó a ver una mejoría macro-económica en el país fue cuando surgieron los intentos de golpe perpetrados en 1992: el 4 de febrero y el 27 de noviembre.

Durante la segunda asonada, a las 4 de la mañana un grupo de armados ingresó a la fuerza al canal Venezolana de Televisión (VTV) para transmitir un mensaje grabado del líder golpista Hugo Chávez, que en aquél entonces se encontraba preso luego de haber liderado la primera intentona. En el vídeo Chávez hacía un llamado a un alzamiento popular.

En 1992 Carlos Andrés Pérez era el presidente de la República. Foto: Cortesía
En 1992 Carlos Andrés Pérez era el presidente de la República. Foto: Cortesía

Los rebeldes intentaron tomar la base área Libertador de Maracay, la base área de La Carlota y el Helicoide, y también perpetraron bombardeos contra el Palacio de Miraflores. Las autoridades militares, leales al gobierno de Pérez, informaron que a las 5 de la tarde los jefes rebeldes finalmente se rindieron.

Las figuras principales del segundo intento de golpe fueron el general Francisco Visconti, quien logró escapar en uno de los aviones Bronco y llegó a Perú, donde obtuvo asilo junto a otros 92 militares; y el contralmirante Hernán Gruber Odremán.

Además del grupo militar, en la intentona también participaron algunos elementos de Bandera Roja. Carlos Hermoso, profesor de economía de la UCV y miembro del partido, recordó que esta agrupación tuvo más bajas el 27 de noviembre que el 4 de febrero.

Algunos días después de la intentona Alonso Zambrano, periodista de El Nacional, publicó un artículo en el que Oswaldo Alvarez Paz, entonces gobernador del estado Zulia, señalaba que “el país olvidó  muy rápido sucedido el 4 de febrero”, explicando que luego de analizar lo que había ocurrido con la segunda asonada el país estaba en la etapa de hacer cambios si no quería que la violencia continuara.

El 27 de noviembre de 1992 dejó cerca de 150 muertos, entre ellos dos periodistas: Virgilio Fernández, reportero de El Universal, y Ernesto Key del diario 2001. También hubo 100 heridos, entre ellos la reportera Carmen Carrillo.

* Gretta M. Gil Anzola es estudiante de Comunicación Social de la UMA.

* Cristian Briceño es estudiante de Comunicación Social de la UMA.

 

Deja un comentario