Inicio | Mapa del sitio | Contáctenos 
¿Nuevo Usuario? Iniciar Sesión 
Noticias Pluma celebró tercer aniversario con el foro: Periodismo en Tiempos de Crisis
 
Noticias
Pluma celebró tercer aniversario con el foro: Periodismo en Tiempos de Crisis

29 May, 2019

Caracas, mayo 27.- Pluma, el medio digital de la Universidad Monteávila (UMA) arribará este 3 de junio a su 3er aniversario, y para conmemorar la fecha realizó el pasado 27 de mayo el foro: Periodismo en Tiempos de Crisis, evento que tuvo lugar en el  auditorio principal de esta casa de estudios.

La actividad contó con la presencia de reconocidos investigadores y estudiosos de la comunicación, como Gloria Cuenca, Marcelino Bisbal, León Hernández y Víctor Amaya, quienes  junto a la coordinadora de Pluma, Sabrina Machado, reflexionaron sobre las limitaciones y riesgos de la libertad de expresión en Venezuela.

La primera en hablar sobre el tema fue la profesora Machado con su ponencia “Transición de la plataforma física a la digital”. La académica reflexionó sobre el traumático proceso de migración de los periódicos al mundo de las plataformas digitales.  

Subrayó que mientras en otras naciones europeas o latinoamericanas este cambio forma parte de una estrategia comunicacional para desarrollar nuevos campos de acción, en Venezuela la realidad es otra.

“Aquí van 63 periódicos cerrados en procesos dolorosos,  muchas veces traumáticos, que no son  acordes a sus necesidades sino marcados por una fuerte restricción y censura que va avalada por distintos mecanismos, entre ellos, el acceso al papel. Ya suman 11 estados sin medios impresos. Si algo realmente importante se logró durante la mitad del siglo XX, fue que Venezuela se fue minando del periodismo regional y alcanzó gran  importancia porque Caracas no era capaz de cubrir todo el país”, explicó.

Alertó que la migración a medios digitales se da en el país de forma obligada para poder mantener informada a la población en “momentos de crisis”, fenómeno que trajo como consecuencia el desmantelamiento de las redacciones de los diarios que se vieron en la obligación de reducir personal.

“Venezuela aún no está preparada  para esta transición, que ha estado marcada por la obligatoriedad ante la censura (…) Aquí no hay espacio para la mediocridad, hay que seguir trabajando a pesar de lo difícil de la circunstancia (…) No importa que nos cierren los medios impresos, que el papel no siga llegando, tenemos que trabajar en función de un periodismo de calidad”, precisó

Luego de la participación de Machado, tomó la palabra el investigador León Hernández, cuya ponencia tituló: Fake News y los Medios de Comunicación. El comunicólogo dijo que  en Venezuela hay una “fakecracia”, porque estamos en un sistema de gobierno cuyo discurso está “plagado de mentiras” y las fake news que  circulan en las redes están alineadas con esta propaganda.

Advirtió que como parte de la propaganda, altos funcionarios públicos insisten en la desacreditación de los periodistas, acusándolos de publicar noticias falsas.

“Hay una mordaza estructurada y hay una propaganda tarifada. Todo lo que tiene que ver con cierre de medios, bloque de internet, el cierre de canales de televisión por suscripción, es una  manera de estructurar la mordaza. Yo (gobierno) tengo  leyes que cercenan la libertad de expresión, tengo organismos administrativos que lo secundan, e incluso, cuando ya no puedo más, le doy palo a los periodistas para que sus miedos luego les impidan la  cobertura. Por otra parte, tengo un equipo que, a través de las televisoras de servicio público, transmiten el mensaje que yo quiero, que es la propaganda tarifada”,  añadió.

Subrayó que todos estos aspectos hacen a los lectores, radioescuchas y televidentes más vulnerables, lo cual facilita la penetración de “mentiras” o noticias falsas y ni los comunicadores sociales se salvan de caer en este terreno, situación que afecta la credibilidad de los profesionales de la comunicación por descontextualizar la noticia. “Afortunadamente, la mentira tiene límites, tiene patas cortas”.

 Afirmó que este tipo de estrategias comunicacionales se usa como globo de ensayo para medir cómo cala determinado tema en la opinión pública, por lo cual recomienda verificar el dato y dudar hasta de las fuentes.

Sin libertad no existe periodismo

Por otro lado, Gloria Cuenca,  profesora jubilada de la Escuela de Comunicación de la Universidad Central de Venezuela, en su ponencia: “La Importancia de la Ética en Tiempos de Crisis”, expuso sobre las amenazas que se ciernen sobre este aspecto tan fundamental para el ejercicio de la profesión. En su análisis recomendó a los futuros  comunicadores tener una guía y orientación en el Código de Ética del Periodista, para hacer frente a las intimidaciones o dudas que se presenten.

“Sin libertad no existe periodismo. Nuestro primer deber y tarea es lograr que se vuelva a imponer la libertad de expresión. En segundo lugar, debemos imponer la veracidad, que significa verificar la información (…) El tercer elemento es la honestidad que implica la integridad, el saber hasta dónde voy y a qué me voy a dedicar (…) y, finalmente, dos elementos que son la dignidad y la discreción. El primero implica el reconocimiento, es decir, cuánto estoy dispuesto a hacer y hasta dónde voy a llegar, y  la segunda, es saber qué decir”, enfatizó.

Subrayó que, anteriormente, en el país no había una persecución  “atroz” contra las ideas y el periodismo, ni siguiera en la época de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, quien a pesar de haber reprimido la libertad de expresión no buscó cambiar o modificar la esencia del periodismo que es informar. “Esa es una realidad y debemos lidiar con ella (…) El régimen lo que quiere es eliminar el periodismo y que nos transformemos en una industria de propaganda (…) Ellos quieren acabar con el periodismo por eso han creado el Sistema Nacional de Comunicación, cuyo objetivo es hacer propaganda”.

Acotó que actualmente se quiere eliminar la estructura comunicacional a través de medidas como la creación de la Fundación Maneiro, para restringir el acceso al papel de la prensa escrita con el fin de ir sacando de circulación medios impresos. “Fernando Sabater, filósofo español, dice que el ciudadano tiene como primer deber cuando ve  que la democracia está en peligro, dedicarse a rescatarla(…) Cualquier cosa que se haga en función de la libertad de expresión, tenemos que respaldarla”.

Resaltó que la tarea del comunicador ante la situación actual es decir lo que no quiere que se diga, y para ello, debe trazar estrategias a la hora de plasmar la noticia. Además recomienda imponer las ideas y no dejarse manipular.

Censura y autocensura

Por su parte, Marcelino Bisbal, actual director de publicaciones de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), en su ponencia “Venezuela entre la Comunicación Autoritaria y la Comunicación Democrática”, se refirió a los distintos momentos que dieron paso a la situación actual que viven los medios.

Recordó que todo  comenzó en el 2002 cuando el gobierno se  percató que tenía un déficit en materia comunicacional  y comienzó el diseño de una plataforma mediática y jurídica que no tiene precedente en América Latina.

Para Bisbal uno de los principales indicativos de lo que iba a hacer el gobierno con los medios de comunicación a futuro está reflejado en el lenguaje utilizado por el fallecido presidente Hugo Chávez, quien intimidaba a los medios en sus cadenas nacionales, lo cual generó autocensura por miedo a perder las concesiones. “El segundo momento tiene que ver con la alteración del régimen comunicativo, con la conformación de una plataforma de medios impresionantes”.

Sostuvo que el gobierno buscó una “hegemonía comunicacional”, la cual, a su juicio, no ha logrado, pues el sector privado tiene mayor cantidad de unidades comunicacionales que el público. “Para 2018 en la radio teníamos 205 emisoras, televisión 118, prensa 105 y web 61, medios comunitarios 537, esta última cifra es irreal, porque según informaciones secretas de Conatel, hablan de 4 mil a 5 mil. La mayoría no son legalizadas y funcionan “clandestinamente”, porque reciben salario gubernamental”.

Indicó que luego de tener su plataforma mediática, el gobierno crea una serie de normas jurídica que tienen por objeto intimidar, meter miedo, censurar y que se genera autocensura para coartar la libertad de expresión.

Entre las normas impulsadas con estos fines está  la Ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión (Ley Resorte);  Ley Orgánica de Telecomunicaciones; Código Penal; Ley de Justicia Militar; Ley Constitucional para la Promoción y Garantía de la Convivencia Pacífica, mejor conocida como la Ley del Odio.

El foro lo cerró Víctor Amaya, editor de Climax, con su ponencia “Los Pro y Contra del Periodismo Digital”, en el cual paseó a los asistentes por el panorama real del periodismo digital, que surge como una ventana para informar.

Aseguró que esta alternativa permite probar nuevas narrativas multimedia, trabajo en conjunto entre varios medios, va dirigido a un público determinado, independencia editorial, entre otras. 

No obstante, consideró que también tiene sus riesgos, entre ellos, las amenazas a la calidad del texto, pues no existen todos los “filtros” que en un medio tradicional que revisen la nota antes de publicar, así como el financiamiento para garantizar la existencia de estos medios no es fácil de alcanzar.

Puede ser de tu interés
 
La UMA participó en el VII Congreso de Invecom
CEUMA entregó reconocimientos a 72 estudiantes por alto rendimiento académico
Empresarias exitosas contaron su experiencia en la UMA
© Copyright 2011. Universidad Monteávila. Rif.:J-30647247-9. All Rights Reserved.
Proweb Los Profesionales del Web