Inicio | Mapa del sitio | Contáctenos 
¿Nuevo Usuario? Iniciar Sesión 
Noticias Okada: Jóvenes deben tener más confianza en Venezuela
 
Noticias
Okada: Jóvenes deben tener más confianza en Venezuela

23 Oct, 2018

El embajador de Japón en Venezuela, Kenji Okada, invitó a los jóvenes venezolanos a tener más confianza en su país para impulsar su desarrollo y crecimiento. “Venezuela tiene recursos naturales y humanos por lo que pienso que cuenta con posibilidades de crecimiento (…) Tienen mucha potencia y los jóvenes deben tener más confianza en el país”, expresó durante la Lección Inaugural de la Universidad Monteávila, en la cual ofreció la conferencia: “Japón: Posguerra y Reconstrucción Económica”.

Detalló que su país representa un tercio del territorio de Venezuela, su población es cuatro veces mayor e importa el 99% del petróleo que utiliza de otros países. Recalcó que todos los países del mundo pasan por tiempos de sufrimiento y de alegría por lo que es significativo estar unidos, aunque sea la situaicón sea muy difícil. “Es fundamental que cada uno brille. Cada paso y persona es importante”.

 

“No tenemos que causar guerras”

El embajador, quien cumple en Venezuela su segunda misión diplomática latinoamericana luego de haber estado en Honduras, manifestó que siempre le han preguntado por las razones que permitieron a su país el crecimiento económico luego de la derrota sufrida en la II Guerra Mundial. “Es para nosotros una gran pregunta. Se tomó la imprudente decisión de causar una guerra con Estados Unidos, sabiendo que íbamos a perder. Desde entonces los japoneses tenemos el firme pensamiento que no tenemos que causar ninguna guerra”.

Recordó que en esa batalla murieron 3 millones de ciudadanos, el país quedó “destrozado” por la caída de dos bombas atómicas, se perdió una cuarta parte de las riquezas nacionales, hubo daños considerables en las estructuras de las principales industrias, entre otras pérdidas. “Japón era un país con muy pocos recursos, pero al estar devastado por la guerra quedó carente de recursos materiales, humanos y materia prima. Además el movimiento de personas como militares que regresaban al país y el aumento de la tasa de natalidad hicieron que la población aumentara rápidamente incrementado la escasez sobre todo de comida y vestido. A pesar que se implementó un sistema de racionamiento, la oferta y demanda de bienes era demasiado grande; por tal motivo se desató el mercado negro”.

Aunado a este escenario les tocó pagar compensaciones por los daños causados en la guerra, lo que contribuyó al alza de la inflación, que se observó en el aumento de los precios en corto tiempo. “Luego de la derrota, Japón fue ocupado por fuerzas extranjeras durante seis años y ocho meses, recuperando su independencia en abril 1952”.

El embajador Keniji Okada explicó que a partir de 1955 su país logró un importante crecimiento económico durante 15 años. “Hubo un crecimiento anual promedio de más de 10%, el Producto Interno Bruto (PIB) se cuadruplicó durante la bonanza económica. En 1968 se convirtió en la segunda potencia económica mundial”.

El rápido crecimiento de la petroquímica, la industria de los electrodomésticos y la automotriz fueron primordiales para impulsar el desarrollo económico de esta nación, lo cual ocasionó un cambio en el consumo y estilo de vida de sus ciudadanos. “En 1955 más de 40% de la población se dedicaba a la agricultura, pesca y silvicultura, pero en 1979 había bajado a menos de 20%”.

El representante diplomático subrayó que el alto nivel de educación de los ciudadanos de su país fue fundamental para lograr el crecimiento económico luego de la derrota sufrida en la II Guerra Mundial. “Habían abundantes recursos humanos por ser un pueblo fuertemente unido que da gran importancia a la disciplina y al trabajo”.

Agregó que la cultura japonesa fue otro de los elementos esenciales para el desarrollo de su nación.   “La disciplina y la cortesía japonesa se pueden aprender a través de la educación. Otras culturas, si aprenden artes marciales de Japón, entenderán el espíritu japonés”. 

La renuncia a la guerra que conllevó a la reducción de los gastos militares y a destinar estos recursos para el crecimiento de la nación fue otro factor elemental para el surgimiento de esta nación como potencia económica. “Había una alta tasa de ahorro que hizo que se convirtieran en inversiones”. También hicieron reformas económicas y cambiarias para fortalecer la exportación y permitieron el surgimiento de sindicatos.

 

Período lleno de retos

Antes de comenzar la ponencia del embajador de Japón, el Rector de la Universidad Monteávila, Francisco Febres- Cordero, destacó que el nuevo período electivo 2018-2019 en la casa de estudio se muestra “interesante y lleno de retos”.

“La universidad está de aniversario, estrenando nuevos proyectos y comprometida en trabajar para aportar los valores ciudadanos que tanto está requiriendo nuestro país”, resaltó.

Destacó la importancia de la ponencia del embajador de Japón en Venezuela, Kenji Okada, sobre la reconstrucción de su país en el período de la posguerra ya que es un ejemplo y supone una gran importancia.

“Para los jóvenes de hoy y para muchos adultos también, los hechos pretéritos han pasado a ser  una verdadera esfinge, es decir un enigma misterioso, indescifrable y ausente que poco o nada tiene que ver  con nuestro presente. Los hechos y procesos históricos se convierten en una especie de utopía hacia el pasado resguardado cuidadosamente por las nebulosas del olvido y por la inmediatez del autor intelectual del mundo contemporáneo”, argumentó.

Recordó que en los últimos años de la década del siglo XXI, el fallecido papa Juan Pablo II advertía los peligros del olvido y de la pérdida de la memoria histórica. “Veía cómo las identidades nacionales se van perdiendo por la falta de una memoria que unifique un mismo sentir colectivo con el consecuente peligro del olvido de los desastres que la I y la II Guerra Mundial trajeron consigo”.

Para la autoridad universitaria, la ponencia del invitado especial vino a enseñar con una narración del pasado posibles escenarios que los venezolanos tendrán que considerar a la hora de reunirse como Estado y como nación para la reconstrucción institucional, cultural, educativa, social y económica del país.

“Esta Lección Inaugural es el cierre de la semana del Japón que tuvo lugar en los espacios de este campus universitario pero no queremos que sea el cierre, deseamos que sea el comienzo de una alianza estratégica entre Japón y la Universidad Montéavila”, subrayó.

Además, resaltó la importancia que los jóvenes de la casa de estudio se interesaran por conocer las realidades más allá de nuestras fronteras y de los problemas que afectan a Venezuela.

Puede ser de tu interés
 
“El Derecho Civil es el derecho de la vida diaria”
Hatillanos invitados a construir la paz en su municipio
UMA impulsan Campaña por la Paz
© Copyright 2011. Universidad Monteávila. Rif.:J-30647247-9. All Rights Reserved.
Proweb Los Profesionales del Web