clase

Hablar de participación ciudadana es, sin duda, hablar de integración y trabajo en equipo; al desarrollo de actividades, procesos y técnicas en los que la población interviene con respecto a los asuntos públicos que le afectan.

 



Para ello se requiere de una minuciosa organización de los ciudadanos y del grado de poder que se les haya otorgado, siendo ésta una de las razones fundamentales en las que se puede evidenciar un estado democrático y que, de ser efectivo, permite una mejora en la calidad de vida y un desarrollo sustentable para la sociedad. Esa democracia participativa obliga a pensar en asociaciones y actividades colectivas, que se dan en la medida en que exista una democracia formal representativa caracterizada por el pluralismo, la libertad de prensa, etc. Pues ambas, aparte de ser necesarias, se complementan.

De acuerdo con lo anterior, se puede afirmar que el éxito de estas políticas públicas está directamente vinculado a la construcción de la identidad colectiva, que promueva la movilización de los miembros de la comunidad en búsqueda de soluciones que permitan aliviar su estado de pobreza, sus carencias. De igual forma, destaca la importancia de la responsabilidad que existe entre el Estado y la Ciudadanía, dándole al primero un carácter de facilitador y requiriendo del segundo la participación activa en la resolución de sus problemas.

Nancy Castro Muñoz

 

 
Inicio Comité Editorial Ediciones Artículos Editorial Contacto