Venezuela cuenta con uno de los mejores sistemas de pago de la región

Oriana Tovar.-

El vicepresidente de Negocios de Bancrecer, José Gerardo Rivas, indicó que el pago móvil es un medio que solventa una necesidad y que, bajo su perspectiva, los pagos telefónicos seguirán abriéndose espacio por la facilidad que estos brindan en una economía como la venezolana.

Rivas indicó que, por más métodos de pago nuevos que se implementen, las tarjetas de debito seguirán vigentes, ya que todavía no existe una plataforma para realizar pagos con alta denominación y al ser erradicados lo métodos tradicionales, este es el que se usa en caso de pagos altos.

Luego de mencionar la aparición de un nuevo mecanismo de pago denominado “C2P”, el vicepresidente señala que Venezuela es un país que, a pesar de estar atrasado en muchas áreas, en lo que el método de pago se refiere, los venezolanos poseen cierta ventaja debido a la necesidad de los comercios y de las personas por tener dinero de manera más rápida y eficiente..

.-¿Considera que hay métodos de pago “extinguidos”?

En Venezuela, efectivamente la tarjeta de crédito ha perdido mucho espacio debido a que los bancos, al no subir los límites, hacen que las tarjetas pierdan su esencia; hoy en día, menos del 3% de los pagos son en tarjetas de crédito.

En el caso de la tarjeta de débito esta seguirá existiendo un buen rato porque, si bien es cierto que están apareciendo otros métodos de pago a través del celular, la dinámica comercial del negocio y del comprador se inclina siempre al uso del punto de venta. A pesar de que ambos tienen la capacidad de hacer pagos a través del teléfono, el consumo de montos grandes sigue haciéndose por TDD, los mecanismos “P2P” no tienen ese alcance.

.- Con respecto al pago móvil, ¿considera que es un mecanismo que ha facilitado la comodidad del comprador y que está “de paso” en Venezuela?

No, así como digo que tienen poca participación todavía en el volumen de pagos, estas nuevas transacciones por vía telefónica llegaron para quedarse y pronto darán un gran paso, dependiendo de la dinámica del comercio, quienes marcaran la pauta, el pago móvil se abrirá a más espacios.

Considero que irá abriéndose paso a medida que el comercio se preste a que se use ese medio de pago y que los bancos se mantengan subiendo los límites. En el corto plazo está sustituyendo al efectivo y en el mediano plazo le irá robando espacio a las tarjetas de débito.

.-¿El límite para las operaciones de pago móvil, fijado en un millón de bolívares, es adecuado?

Bueno es algo que por la propia Superintendencia se ha ido aumentando y en la medida en la que los bancos tengan condiciones ideales desde el punto de vista de liquidez para que eso se incremente, lo van a hacer porque ha tenido muy buena receptividad. El PM se está usando para pagos de baja denominación, si se quiere subir de nivel, se deben subir los límites, sino perderá su nivel de compra.

.-¿Qué otro método de pago considera que sería prudente implementar en Venezuela?

En el 2020 se implementará el mecanismo C2P (Comercio a Personas) que, en mi opinión, puede ser un éxito. En este método, el que inicia la transacción es el comercio, de manera que la persona solo recibe un mensaje a través del teléfono aceptando la solicitud de pago enviada desde la caja registradora. Al ser el comercio quien incentiva el pago por esta vía, este tipo de transacciones puede abrirse espacio de forma muy rápida ya que será demandante para los clientes.

.-¿Venezuela es considerado un país “atrasado” con respecto a los métodos de pago?

No me atrevería a decir “atrasado”. La crisis de efectivo en las calles ha impulsado al venezolano a usar otros medios de pago. En otros países todavía se siguen moviendo métodos tradicionales como el cheque y hay menos uso de las transferencias en línea, hay mucho movimiento de efectivo, menos uso del teléfono.

Sin embargo, en Venezuela, de una manera forzosa, se ha optado por otros pagos; sin dejar a un lado el factor de que el venezolano se ve en la necesidad de tener el acceso al dinero de manera inmediata y estos nuevos mecanismos se lo brindan, cosa que hace un año era impensable. A pesar de que se pudiera tener métodos más avanzados, como el contactless, Venezuela, en mi opinión, se encuentra más avanzado que otros países en este ámbito.

.-¿En algún momento ve al venezolano usando el petro como método de pago?

Definitivamente no. El petro es una moneda que no tiene la confianza de la población, como lo puede tener el dólar o el euro. El venezolano no confía en que este método vaya a funcionar debido a que fue impuesta por un gobierno que tampoco tiene la confianza de las personas, por lo que considero que esta moneda jamás tendrá un auge.

Del mismo modo, en las calles tampoco hay una idea clara de qué es el petro ni de cómo funciona, ni siquiera es reconocido internacionalmente, y de esa manera, menos logrará funcionar.

*Oriana Tovar es estudiante de la Universidad Monteávila

Deja un comentario