La confianza en ustedes

Felipe González Roa.-

El 9 de junio Pluma, el periódico de la Universidad Monteávila, cumplió 2 años. Es una fecha que no debe pasar por debajo de la mesa y que debe reafirmar la confianza que nuestra casa de estudios tiene en el futuro del país y, sobre todo, en los jóvenes, reflejados en cada uno de sus alumnos, de pre y posgrado.

Pluma nació como un espacio periodístico que tiene dos objetivos fundamentales: propiciar la formación profesional de los estudiantes con inquietudes periodísticas y servir como ventana de expresión para toda la comunidad umaísta. Retomó el nombre de un viejo y querido proyecto desarrollado en su momento por estudiantes de la universidad y decidió incursionar con fuerza en el mundo digital, que sin duda representa el futuro de la Comunicación Social.

Mirándose en el espejo de su hermano mayor, RadioUMA, desde el inicio Pluma reconoció que su recurso más valioso está en los estudiantes, quienes día a día cumplen con la misión de presentar a los usuarios, internautas de todo el mundo, informaciones planteadas con profundidad e inteligencia, procurando siempre ir más allá de la simple rutina informativa que muchas veces puede llegar a ser devorada por el vértigo.

Por supuesto, no se puede dejar de reconocer el apoyo prestado también por los profesores, quienes, desde la sección de opinión, manifiestan sus ideas en diferentes áreas de la actualidad y el conocimiento. Ellos, en las páginas de Pluma, han encontrado el espacio para dar a conocer sus inquietudes y propuestas, algo de especial relevante en los momentos que actualmente atraviesa Venezuela.

Ahora, bajo la conducción de la reconocida periodista y docente universitaria Sabrina Machado, Pluma sigue adelante con sus planes de crecimiento y consolidación, siempre con una seguridad absoluta acerca de sus posibilidades y sobre el futuro.

Precisamente esa mirada hacia adelante es lo que hoy se debe reconocer a Pluma. Más allá de sus implicaciones periodísticas y académicas, lo que el periódico de la UMA demuestra es la confianza inquebrantable en el mañana, ese que se construye con el esfuerzo de todos aun cuando la situación parezca cada vez más inquietante.

Pluma es un ejemplo patente de la fe que la Universidad Monteávila tiene en el país, la cual se ve materializada en el desarrollo de otra serie de proyectos impulsados por la universidad, que van desde planes de ampliación de la oferta académica, aplicación de un programa de semestralización, impulso a oficinas de promoción deportiva y cultural y el levantamiento del nuevo campus umaísta.

Más allá de lo ilusionante que pueden sonar estas iniciativas, lo importante a destacar es que el futuro está más cerca de lo que muchos se pueden imaginar. Por supuesto, esto no significa evadirse de la dura realidad que hoy golpea a los venezolanos, ni pintarse panoramas que no se compadezcan con la agobiante crisis que nos asfixia, pero, ni en los peores momentos, abrumarse por los problemas permite hallar una solución. Al contrario, es el tesón indestructible lo que siempre conduce a la superación de los conflictos.

La reconstrucción de este país no nos debe tomar por sorpresa. Pluma es un ejemplo patente de que la Universidad Monteávila ya está preparada para aportar su granito de arena y acompañar a los venezolanos en la recuperación de nuestro país.

 *Felipe González Roa es director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

Deja un comentario